AENA

Con altura

Este es uno de esos trabajos en los que la creatividad no es suficiente, sino que requiere un monumental esfuerzo de organización, ejecución y servicio integral.

AENA, la empresa pública que gestiona los aeropuertos en España, llevó a cabo una promoción durante la época navideña cuyo objetivo era aumentar las ventas tanto en tiendas como en hostelería, en cuatro aeropuertos diferentes (Madrid, Barcelona, Tenerife Sur y Lanzarote).

La mecánica promocional consistía en recopilar los tickets de caja y canjearlos por tarjetas-rasca, con premios que revertían en el mismo aeropuerto: vales de hasta 100€, horas gratis de parking o de WiFi… y como premio gordo, el sorteo de un coche.

Más piezas que el Halcón Milenario de Lego

Al tratarse de una campaña de marketing multilocal, multiidioma y multimedia, el mensaje debía ser corto y fácilmente entendible, pero la logística era endiablada: en cada aeropuerto se usaban diferentes lenguas (español-inglés en Madrid, español-inglés-alemán en Canarias, catalán-español-inglés en Barcelona…); colaboraban en la campaña casi 100 establecimientos de diferentes marcas; y la cantidad de piezas era ingente y multiformato (pantallas de vídeo, columnas, enaras, pósters, PLV, folletos, portatickets, tarjetas rasca y gana, urnas…)

A esto había que añadir la construcción de stands, la formación de azafatas de atención al cliente, el montaje de pedestales para exponer un coche real en cada aeropuerto, recopilación de BBDD, organización del sorteo ante notario… Cualquiera que se haya enfrentado a una campaña de este calibre conoce su dificultad y la meticulosidad y control que requiere coordinar a tantas personas, y más en distintos puntos de la geografía al mismo tiempo.

La creación, ejecución y supervisión de tamaño tinglado corrió enteramente a cargo de NCA, y demostramos que somos unos máquinas. Los responsables de Cuentas viajaron más que Willy Fog, pero superamos el reto como debe ser, tratándose de nuestros aeropuertos: por todo lo alto.