Adarga Abogados

Legítima defensa

Cuando un despacho de abogados de nueva creación nos encargó encontrarle un naming original y con empaque, adecuado a su actividad y que connotara confianza, experiencia y profesionalidad, nos las prometíamos muy felices… Hasta que descubrimos que hay miles de bufetes, y que prácticamente cualquier palabra relacionada con la abogacía o la justicia ya estaba en uso. Y no digamos a la hora de encontrar un dominio libre en internet.

Entonces probamos algo que casi nunca falla: volver a los clásicos. ¿Y cuál mejor que nuestro Don Quijote? Muy pocos lo han leído enterito, pero casi todos recuerdan esta frase de su comienzo: “…un hidalgo de los de lanza en astillero, adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor”. Ahí estaba la palabra mágica: adarga.

Un caso ganado a ley

Una adarga es un recio escudo de cuero, utilizado como defensa durante siglos por soldados y caballeros. Justo lo que hace un abogado. Y también es un nombre sonoro, rotundo y cargado de tradición y personalidad. Al cliente (en adelante, Adarga Abogados) le gustó tanto como a nosotros.

Para redondearlo, diseñamos un logotipo que aúna la forma característica de la adarga con el símbolo de la justicia por excelencia, la balanza; desarrollamos su imagen corporativa, con una elegante combinación de dos tipografías (moderna y tradicional); y diseñamos, redactamos e implementamos una página web responsive muy clara y funcional. ¿El veredicto? Favorable, claro está.

Todo cliente tiene derecho a una buena identidad corporativa