logo de KIT DIGITAL
DAFO

Qué es y cómo construir el análisis DAFO de una empresa

Compartir:

¿Has oído hablar del análisis DAFO? Esta herramienta de estudio e identificación de la situación de una empresa, organización, persona o proyecto es sumamente eficaz.

Te permite plasmar y representar la realidad interna y externa del objeto de estudio en una matriz cuadrada. ¿Quieres saber cómo y por qué usarlo?

Qué es el análisis DAFO

Conocido también como análisis FODA, es un sistema que plantea una mirada realista, comparable y productiva.

Su nombre es un acrónimo formado por las iniciales de sus cuatro componentes:

  • Debilidades. Son atributos y recursos internos que pueden frenar o impedir un resultado exitoso. En general, evitan alcanzar el nivel idóneo. Si no las mejoras, serás menos competitivo.
  • Amenazas. En este caso, son factores externos con potencial para perjudicar a una entidad. Tras conocerlas, hay que prepararse para reducir sus efectos.
  • Fortalezas. Es aquello en lo que eres fuerte, ya sea en el plano individual o grupal. Te ayudan a distinguirte del resto: desde una patente de producción que nadie más tiene a una marca sólida o contar con poderosos recursos financieros.
  • Oportunidades. En esta ocasión, proceden de fuera. Sin embargo, está en tu mano capitalizarlas o aprovecharlas para optimizar tus resultados y destacar sobre tus competidores.

Se centra en analizar los aspectos internos y externos más influyentes en la viabilidad y la eficacia del objeto estudiado. Ha de ser realizado en equipo, no de manera individual o subjetiva; ni siquiera por parte única del líder. Al plantearlo, también es fundamental basarse en hechos antes que en posibilidades, opciones, opiniones o deseos.

Si vas a realizar un estudio de la competencia o propio de este modo, sé riguroso y objetivo.

Gráfico circular hecho con trozos de cartulina

¿Para qué sirve hacer un análisis FODA?

En realidad, para casi todo. Siempre que necesites tomar consciencia de una realidad para decidir y establecer estrategias, te va a venir muy bien. Por supuesto, ha de ser el punto de partida antes de diseñar tu próximo plan de marketing.

En paralelo, podrías utilizarlo para decidir a qué nuevo empleado talentoso vas a fichar o a promocionar. E, incluso, para analizar si haces una buena pareja con tu compañero o compañera actual.

En todo caso, te proporciona una radiografía real, sencilla, rigurosa e inspiradora sobre la realidad interna y externa de aquello que analizas.

¿Cómo se llevan a cabo estos estudios?

El método, ya lo hemos dicho, exige rigor, precisión y conocimientos específicos. Es buena idea, por ello, recurrir a especialistas en marketing, como somos NCA The Smart agency, para asegurarte un magnífico estudio DAFO.

En cualquier caso, el procedimiento a seguir implica acometer las etapas que siguen:

  • Lleva a cabo una investigación general de tu empresa, o del objeto concreto del estudio. La finalidad es conocer en profundidad cómo está funcionando. Cualquier dato, indicador y referencia de sus integrantes es capaz de ayudarte en esta labor.
  • Identifica qué aspectos externos e internos están interfiriendo negativamente en su éxito. Amplía tus miras y no te quedes solo con lo inmediato o lo evidente. Considera también lo futuro y lo lejano como palancas de cambio.
  • Procede de igual modo en positivo: identifica qué aspectos son puntos fuertes e impulsores del éxito. Fíjate tanto en los internos como en los exteriores. Sé realista, pero tampoco infravalores tu situación.
  • Plasma los resultados y represéntalos en una matriz visual cuadrada. Depura ese material hasta que refleje, exactamente, la situación existente.
  • Analiza y establece una estrategia de acción apropiada. En teoría, es sencillo. Tienes que conseguir desactivar las amenazas y reconvertir las debilidades. A la vez, potencia, difunde y gestiona muy bien tus fortalezas y aprovecha las oportunidades identificadas.

En la práctica, estas labores concretas siempre te ayudarán a completar este chequeo y evaluación DAFO:

  • Plantea una batería previa de preguntas.
  • Reúnete con tu equipo e implícalos en el proceso FODA.
  • Analiza las métricas de la empresa y selecciona los indicadores adecuados.
  • Reúne la información mediante un sistema multifuente y compílala en una estructura única.
  • Plasma la realidad en los cuadrantes habituales del análisis DAFO.
  • Estúdialos a fondo.
  •  

Pros y contras del análisis FODA

Sus ventajas son muchas e inmediatas. Toma nota:

  • Su coste es mínimo, prácticamente inexistente.
  • Cualquiera puede hacerlo, siempre que entienda de su proyecto o negocio.
  • Se concreta en lo prioritario.
  • Aporta una mejor, e inmediata, comprensión de la realidad.
  • Evidencia puntos de mejora y facilita su priorización.
  • Establece acciones prácticas de optimización.
  • Sirve como base de partida para crear estrategias bien enfocadas.

Sus inconvenientes son pocos y, además, fácilmente compensables:

  • Es solo una parte de la planificación total, no la engloba por completo.
  • Ilustra y señala, pero no lo abarca al cien por cien.
  • Las cuestiones más complejas e híbridas pueden quedar insuficientemente reflejadas.
  • Priorizar, decidir y escoger las mejores ideas depende del analista.
  • No toda la información que aporta resulta útil.

Para enfocar, definir y optimizar tus análisis DAFO, cuenta con nosotros. Te ayudamos a llevar a cabo estas investigaciones empresariales tan productivas. No lo dudes: básate en tus debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades para avanzar en la dirección adecuada. ¿Qué te parece contactarnos ahora?

Ncativas

Entradas relacionadas