Imagen de una mano sujetando un embudo amarillo

¿Qué es el CRO (Conversion Rate Optimization)?

Compartir:

1. Introducción

En el amplio océano digital, donde nos encontramos con oleadas continuas de información, los sitios web compiten por un recurso valioso: la atención del usuario. Así que si queremos alcanzar resultados de éxito, antes debemos entender que atraer a los visitantes a nuestros negocios digitales es solo el comienzo. 

Y es aquí donde entra en juego el CRO, o la Optimización de la Tasa de Conversión. Pero ¿qué es el CRO en realidad?

En este artículo exploraremos su significado, así como su papel vital en los proyectos de marketing y las fases que lo componen. 

2. ¿Qué es el CRO y cuál es su importancia en un proyecto de Marketing?

Si tenemos que definir qué es el CRO de manera conceptual, tan solo imagina que es como la brújula que guía la interacción de tus usuarios hacia conversiones exitosas

CRO o Optimización de la Tasa de Conversión, es la alquimia moderna de convertir simples clics en clientes comprometidos. Es el proceso de afinar y mejorar tu sitio web u otros canales digitales para que los visitantes no solo pasen de manera pasajera, sino que también realicen una acción deseada: desde comprar un producto y suscribe a boletines informativos hasta descargar contenido valioso. 

Pero, ¿por qué es importante la optimización de la tasa de conversión y por qué no debe dejarse al azar?

La optimización de la tasa de conversión permite reducir los costes de adquisición de clientes obteniendo más valor de los visitantes y usuarios que ya tienes.

Optimizar tu tasa de conversión contando con un equipo de profesionales especializados como los que te ofrecemos en NCA Smart, supone trabajar con el objetivo de aumentar los ingresos por visitante, adquirir más clientes y hacer crecer tu negocio

Siempre hay margen de mejora cuando se trata de aumentar las conversiones. Nuestra labor es mantener una constante iteración y mejora de tu site o aplicaciones para crear una mejor experiencia para sus usuarios y aumentar las conversiones. 

Así que lo primero que vamos a hacer es identificar cuáles son los objetivos de conversión; las métricas de éxito de tu página web o app móvil dependerán del tipo de negocio que tengas y de cuáles sean tus objetivos. 

Algunos objetivos de conversión comunes, organizados por tipo de sector, podrían ser:

Imagen de una mano regando una maceta
  • Medios de comunicación: visitas a páginas, visitas a anuncios, suscripciones a boletines, participación en contenidos recomendados. 
  • Comercio electrónico: ventas de productos o servicios, añadir a la cesta, tasa de finalización de la cesta de la compra, suscripciones a boletines por correo electrónico. 
  • Viajes, ocio, restauración, experiencias: conversiones de reservas, compras complementarias, participaciones en redes sociales. 
  • B2B: clientes potenciales generados, acuerdos cerrados.

Una vez que hayamos establecido las métricas de conversión para tus interacciones digitales con tu audiencia, el siguiente paso será intentar mejorar las experiencias de los clientes digitales mediante la optimización de la tasa de conversión

Para ello, debemos identificar qué parte del embudo de conversión es el más adecuado. Normalmente, se comienza optimizando la parte de su embudo de conversión que recibe la mayor cantidad de tráfico o genera el mayor número de conversiones. Centrándonos en estas páginas podremos ver los resultados de los cambios más rápidamente y tener un mayor impacto en tu negocio

Otros lugares potenciales para analizar y actuar incluyen las páginas de mayor valor o las interacciones que tienen un rendimiento inferior en comparación con el resto del sitio. 

Y es que, en un proyecto de marketing, el CRO es como la mano derecha del SEO, el contenido y la estrategia publicitaria. No se trata sólo de atraer tráfico, sino de garantizar que ese tráfico se traduzca en resultados tangibles. 

Así que en lugar de gastar más anuncios para atraer a más personas, el CRO te ayuda a extraer más valor de las personas que ya están en tu sitio. Es un enfoque centrado en el usuario que no solo impulsa las conversaciones, sino que también mejora la relación entre tu marca y tus clientes. 

3. Las fases del CRO

Lo siguiente que haremos será:

Investigación y Análisis Profundo: aquí es donde nos sumergimos en los datos, analizando cómo los usuarios interactúan con tu sitio web, dónde hacen clic, dónde se quedan atascados y dónde abandonan. Esto implica el uso de herramientas analíticas y pruebas de usuario para comprender su comportamiento. 

Creación de Hipótesis: basándonos en la investigación, desarrollaremos hipótesis sobre qué elementos de tu sitio podrían mejorarse para aumentar las conversiones. Puede ser el diseño de la página, los CTAs o llamadas a la acción, la claridad del mensaje, entre otros aspectos. 

Diseño y pruebas: aquí es donde las ideas se convierten en acciones. Diseñaremos variantes de las páginas o elementos que deseas optimizar y realizaremos pruebas A/B o pruebas multivariables para ver cuál genera un mejor rendimiento. 

Implementación y Medición: llevaremos las variantes ganadoras a tu sitio web y realizaremos un seguimiento cercano de cómo funcionan. Midiendo las tasas de conversión, el tiempo que pasan los usuarios en la página y otros indicadores clave. 

Iteración Continua: la optimización nunca termina. Utilizaremos los resultados de las pruebas para ajustar constantemente tu sitio. Pequeños cambios pueden tener un gran impacto en las conversiones, y esta fase asegura que siempre puedas estar puliendo y mejorando. 

Imagen de una mano saliendo de una flor

Y es que para nosotros, a través del enfoque en la experiencia del usuario y la mejora constante, entender qué es el CRO y aplicarlo como servicio esencial en la optimización de tus herramientas digitales esenciales para tu estrategia de marketing es fundamental. 

Esperamos que cuentes con nosotros si nos necesitas. ¡Contacta con nosotros!

Ncativas

Entradas relacionadas