Imagen de una mano robótica y una mano humana cerca de juntar los dedos índice

IA y Creatividad: Un enfoque EPOCH en Marketing y Comunicación

Compartir:

Explorando la sinergia entre IA y creatividad en Marketing y Comunicación.

 

Un enfoque EPOCH para la innovación por Carmen Suárez, Socia Directora de NCA Smart.

Desde hace meses, todas las conversaciones profesionales a las que asisto orbitan alrededor de la IA. Dentro del sector se ha instalado una gran preocupación por aprender a utilizar las herramientas, por saber cuáles son las mejores entre la ingente cantidad de novedades que salen al mercado (con el agravante de que, encima, evolucionan y se actualizan a diario), por la legislación de su uso, aún pendiente… y, sobre todo, por cómo va a afectar a nuestro trabajo en Marketing, Publicidad y Comunicación. Muchos son los que vaticinan que la IA trae consigo una nueva “revolución digital”, comparable a la irrupción de los ordenadores en las empresas, la entrada de internet en nuestras vidas e incluso, yendo aún más lejos, la aparición de la electricidad.

Pero el otro día asistí a un foro en MIOTI Tech & Business School… y allí escuche una charla sobre el tema de Roberto Rigobón (Doctor en Economía y profesor del MIT), desde Boston, que me gustó de verdad, y con la que coincido plenamente. Según el Dr. Rigobón:

  • Es mejor complementar la IA que luchar contra ella. Tratémosla igual que hemos hecho con todas las tecnologías que nos ayudaron a avanzar en nuestro trabajo.
  • Las cosas codificables son sustituibles, por lo que todo lo que sea repetible y replicable se puede llegar a hacer por IA.
  • Los aspectos éticos, en cambio, no pueden replicarse mediante la IA.
  • La creatividad, entendida como algo innovador y nunca visto, es inalcanzable para la IA porque todo su conocimiento bebe de los modelos y patrones ya existentes, de lo ya hecho.
  • La IA va a influir y cambiar nuestro trabajo en Marketing, Comunicación y Publicidad, pero también nos va a dejar más tiempo libre para pensar y crear.
Imagen de una mano robótica y una mano humana cerca de juntar los dedos índice

A continuación, Roberto nos enseñó un concepto que me encantó: EPOCH. Son las siglas de aquellos aspectos de los que la IA carece:

E= Empatía.

P= Presencia (física, personal).

O= Opinión (capacidad de juzgar, ética…).

C= Creatividad (capacidad de inventar/imaginar, en lugar de replicar).

H= Hope (esperanza). Pensar que algo es posible, incluso cuando la probabilidad es bajísima o prácticamente cero.

Según Rigodón, los puestos de trabajo futuros estarán más o menos afectados por la IA, dependiendo de cuántas letras cumplan de este concepto EPOCH. Cuanto más necesarias sean estas habilidades, menor riesgo de ser sustituidos por la IA. Y me pareció que tenía mucha razón; si la IA se basa en Big Data, modelos y patrones, es imposible que iguale nuestra capacidad natural de improvisar, ni las sensaciones y las complejidades del ser humano. De hecho, en un futuro muy cercano (ya ha empezado a ocurrir), será muy valorado como puesto de trabajo el arte de saber preguntar; de manejar estas cambiantes herramientas (que es lo que son, herramientas) para conseguir buenos resultados.

En fin, solo quería compartir esta reflexión desde mi experiencia y los años que llevo en este sector, una profesión que me encanta y que ha sufrido tantos y tantos cambios (y tan agoreros) que son casi incontables.

Picture of Carmen Suárez

Carmen Suárez

Socia Directora NCA Smart

Ncativas

Entradas relacionadas