Brother

Especial para “Ink Masters”

Hay grandes marcas que a veces marginan o ignoran a algunos de sus mejores clientes. Por temor a que las identifiquen con ellos, por su “mala imagen” o por vaya usted a saber qué. Ese no es, ni de lejos, el caso de Brother, con quien llevamos trabajando desde que llegó a España en 1997.

Un día, Brother descubrió que varios de sus productos, como las impresoras térmicas portátiles, eran de extraordinaria utilidad para el trabajo de un target inusual: los tatuadores. Con ellas se pueden imprimir cómodamente plantillas o “transfers” de gran nitidez, que permiten tatuar motivos muy complejos o realistas y ahorrarse el trabajo de calcarlas a mano. Con el boom actual del tatuaje, ¿por qué no aprovecharlo?

Donde esté un buen backpiece, que se quite un fine line

Así que nos zambullimos en su mundo. NCA contactó con reconocidos profesionales y estudios de tatuaje, especialmente de estilo realista, para conocer mejor cómo trabajaban. Aprendimos mucho (¡algunos ya usaban equipos Brother!) y nos sirvió para realizar anuncios y folletos específicos para ellos, y para hablarles en su lenguaje. También nos encargamos de adaptar o crear paneles para decorar los stands que Brother instala en las principales ferias de tatuadores profesionales que se celebran en nuestro país.

¿Los resultados? Excelentes. Las campañas para tatuadores se han traducido en una mayor notoriedad y un aumento de las ventas de impresoras portátiles, y han convertido a Brother en una marca de referencia para estos profesionales. Como diría Matías Prats, “…se les ha quedado grabado.”